top of page
  • La Colectiva Perú

La Musea, trakiemos el Museo

Por Anónima (2)


¿Cómo recorre mi cuerpa gorda y marica los museos? ¿En qué se detienen mis ojos? ¿Qué leen? ¿Una exposición que no me nombra? ¿Un texto que niega mi existencia? Confieso que tecleo esta noche llena de preguntas y sin ninguna respuesta.


¿Es posible trakear el Museo? Sueño con que le repensemos, le deconstruyamos, para recoleccionar y reescribir nuevas narrativas. Que la Musea sea el lugar para reivindicar, desde un enfoque feminista y decolonial, memorias e identidades diversas y divorciarse del discurso hegemónico patriarcal y heteronormado.

Una vez cada par de años “esos” museos cumplen con la mínima cuota para considerarse un museo modelo, convocan a una mujer blanca, de la clase correcta o un grupo “diverso” de mujeres a exponer en sus salas, una mesa sobre el tema y se cuelgan la estrellita de la diversidad por delante. Cada vez más veo con asombro cómo se cuela entre la programación alguna película, mesa, pieza hasta alguna exposición que busca visibilizar incluye memorias y/o identidades LGBTIQ+. Me pregunto, ¿cuántos de estos museos, luego de colgarse la estrella, tienen conductas LGBTIQ+fóbicas?, ¿cuántos de ellos tienen políticas o protocolos de género dirigido tanto a sus trabajadores como a sus visitantes? Y me vuelvo a preguntar, ¿cómo se trakea el Museo?


¿A quiénes o a quién le habla estas exposiciones que incluyen memorias LGBTIQ+? ¿Al hombre blanco heterosexual y cisgénero (3)? ¿O a unas comunidades complejas y ansiosas en búsqueda de representación? Mis ojos recorren exposiciones que no me hablan, que me cosifican, que insinúan mas no me nombran.


El Museo es un lugar donde se consolida el arte, el conocimiento científico y la cultura. Contenedor de memorias, produce y reproduce narrativas sobre la historia, la ciencia, el arte, la política, exponiendo, omitiendo u ocultando ciertos aspectos en su discurso.


Entonces, ¿qué nos dice ¿dicen? el Museo acerca de las personas LGBTIQ+ en el arte, la ciencia y la cultura desde sus distintas posiciones, como creadoras, trabajadoras, agentes, y consumidoras? ¿Qué relatos se han invisibilizado? ¿Y nosotres, les trabajadores de museos, cómo los estamos visibilizando ahora [si acaso lo estamos haciendo]?

Mujeres, personas género no binario y varones, nos apropiamos [si nos dejan] del Museo de manera distinta. Experimentamos y sentimos el espacio según nuestros afectos e identidades. Nos invita, cautiva o aburre. Nos no representa de manera diferente según nuestro género, orientación sexual, grupo étnico, clase, edad, etc. Y me pregunto, qué efectos nos produce enfrentarnos a la experiencia del ocultamiento, de la negación. Enfrentarnos al muro donde mis memorias, mis deseos y amores no importan, no aportan y por ende, son editados [eliminados] de la historia oficial.


¿Por qué trakear el Museo? [Me pongo de pie, inflo el pecho, aclaro la garganta y digo fuerte frente a la pantalla] Porque nos lo deben, carajo, ¿por qué más?



Dato innecesario

En 2013, la Asamblea General del ICOM (4) aprobó la Resolución sobre Museos, incorporación de la perspectiva de género e inclusión. La Resolución señala que la incorporación de la perspectiva de género y otras fronteras culturales de la diversidad, como raza, etnia, clase, fe, edad, capacidad física, situación económica, regionalismo y orientación sexual son importantes para el desarrollo del principio de inclusión en los museos y establece las siguientes recomendaciones:

1. Que los museos analicen las narrativas expresadas desde una perspectiva de igualdad de género. 2. Recomendamos que, con el fin de establecer una política de igualdad de género, los museos trabajen con el público, el personal y los programas desde una perspectiva de igualdad de género y, al mismo tiempo, las ideas se materialicen. 3. Recomendamos que los museos empleen el análisis interseccional (raza, etnicidad, género, categoría social, religión, orientación sexual, etc.) para hacer viable el concepto de inclusión en los museos.



Reimaginemos nuestras prácticas museales. Analicemos desde un enfoque inclusivo, democrático, decolonial y de género cada práctica y política impuesta. Sofía Alberto y Amaia Anriago (5) plantean, tras analizar los discursos feministas o de género presentes en los programas educativos en museos españoles [2010-2015], que el discurso feminista o de género se construye, básicamente, visibilizando a las mujeres artistas, rescatando su memoria. Esto significaría avanzar a un “primer nivel” donde no se logra construir un discurso crítico y explícitamente feminista. Entonces, ¿de qué forma generamos espacios para la construcción de discursos que trasciendan hacia la elaboración de un discurso crítico y explícitamente feminista?



Entonces, ¿cómo se trakea el Museo?


Yo estoy empezando por celebrar, por asombrarme y aplaudir las iniciativas transformadoras de personas valientes en Museos que empiezan a despojarse de las normas. ¿Cómo cuestionar las normas en un espacio lleno de normas? Desde el 2003, con Giuseppe Campuzano y el Museo Travesti, hasta la exposición CANON - Vírgenes de la puerta de Juan Jose Barboza-Gubo y Andrew Mroczek en el MAC Lima. Y, en medio de todo, el CC España Lima ¡gran aliado en mi desesperada búsqueda de representación!


Giuseppe Campuzano. DNI (de Natura Incertus). 2009. Infografía. Museo Travesti.



Empiezo desde el principio, releyendo a Giselda Pollock y Patricia Mayayo, haciendo listas interminables de preguntas e imaginándome a la Musea resignificada, una Musea que reflexiona constantemente sobre las relaciónes entre el género, la etnicidad, la clase, la orientación sexual, la edad, etc. y como estas se producen y reproducen en el Museo.



¡Qué viva la Musea! ¡QUÉ VIVA KABRA Y BEBITA!


Rechacemos el tácito mandato que convierte al Museo en un centro de culto de la heteronormatividad. ¡Qué cisheteros son los museos, carajo! Quiero entrar a museos y leer en sus textos de salas un sentir con el que me identifique; quiero una poética maricona que me hable como mujer, como marica. Un espacio laboral que reconozca a mi pareja como tal con todo lo que eso implica.


Partamos del reconocimiento de aquellos modelos de desigualdad y discursos hegemónicos LGBTIQ+fóbicos que perpetúa el Museo, de las voces y cuerpos que prioriza sobre las experiencias de les otres. Transformemos nuestras propias prácticas.

¿Qué nos impide pensar en personas diversas al momento de diseñar las actividades/políticas/convocatorias?, pensemos en cómo generar espacios para miradas diversas sobre los cuerpos diversos. Salgamos del visibilizar [o prendamos el fluorescente y profundicemos en ese visibilizar, en ese activismo] y hagamos de la perspectiva de género una línea transversal en la Musea, el Museo, en los Museos.


Como plantea la antropóloga Ana Rosa Mantecón (6) en el curso “Hacia una nueva perspectiva de género en los museos”, no se trata de pensar de qué manera voy a intervenir sobre las inequidades sociales, sino de intervenir en el museo para pensar de qué manera es un espacio de inequidad”.



Y tú, ¿cómo trakeas el Museo?


 

REFERENCIAS:


(1) Trakiemos del imaginario trakear, vestir, desvestir, transformar, disfrazar y deshacer los roles de género; nombrar y resignificar lo jamás mencionado. Hagámoslo siempre, hagámoslo juntes.


(2) «Me atrevería a aventurar que Anónimo, que tantas obras ha escrito sin firmar, era a menudo una mujer». Virginia Woolf en Una habitación propia.


(3) Cisgénero se refiere a las personas cuya identidad de género coincide con su fenotipo sexual, diferenciándolos, por oposición, de los individuos transgénero.​


(4) Resoluciones aprobadas por la 28ª Asamblea General del ICOM. Rio de Janeiro, Brasil 2013. [Disponible en https://icom.museum/wp-content/uploads/2018/07/ICOMs-Resolutions_2013_Esp.pdf]


(5) Sofía Ángela Albero Verdú y Amaia Arriaga (Febrero 2018 ): Educación con Perspectiva de Género en Museos Españoles. Enfoques y Discursos. En GÉNEROS – Multidisciplinary Journal of Gender Studies Vol. 7, No. 1, February, 2018, pp. 1531-1555.


(6) Ana Rosa Mantecón, antropóloga, dentro del curso ‘Más allá de las artistas. Género y públicos en el museo del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza. Julio 2019. [https://youtu.be/M1Hgkodks5w]


59 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
bottom of page